Menu

Preguntas frecuentes

En este apartado se recogen las preguntas de mayor interés, así como sus respuestas, de cara a facilitar la comprensión de los fondos europeos por parte de las organizaciones empresariales y empresas

VISIÓN GENERAL DE LOS FONDOS

La Unión Europea, en el marco del Consejo Europeo celebrado en julio de 2020, ha aprobado dos grandes paquetes de fondos, uno de ellos tiene carácter ordinario y responde a la financiación cíclica de la UE y el otro es extraordinario, en atención a la crisis. generada por la pandemia COVID-19.

  • En primer lugar, el Marco Financiero Plurianual para el período 2021-2027, que cuenta con un importe de 1,074 billones de euros, es el presupuesto a largo plazo de la UE que ésta diseña para períodos de siete años. Tiene como finalidad canalizar las inversiones de forma que lleguen donde más se necesiten, reforzar el mercado único, intensificar la cooperación en ámbitos como la salud y la gestión de crisis, e impulsar las transiciones ecológica y digital para conseguir una economía más equitativa y resiliente.
  • En segundo lugar, el Plan Europeo de Recuperación, dotado con 750.000 millones de euros, tiene como objetivo impulsar temporalmente la capacidad financiera del presupuesto de la UE con nuevos fondos captados en los mercados financieros. Los fondos captados se canalizarán a través tanto de instrumentos ya existentes como otros de nueva creación, que permitan un despliegue de los recursos necesarios lo más rápido posible para paliar la severidad de la crisis y recuperar la economía.

A este instrumento extraordinario hay que añadir las tres importantes redes de seguridad para los trabajadores, empresas y Estados, aprobadas por el Consejo Europeo en abril de 2020, con una dotación por valor de 540.000 millones de euros, como el mecanismo SURE para a la financiación de los esquemas de reducción de empleo (los ERTE en el caso de España).

Tras el acuerdo político alcanzado el 20 de julio de 2020 por el Consejo Europeo, se puso en marcha la negociación tripartita entre el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión Europea para llegar a un acuerdo sobre los textos jurídicos definitivos sobre las propuestas del Plan Europeo de Recuperación, del MFP 2021-2027 y de sus respectivos instrumentos y programas.

Se iniciaba así un mandato negociador fuertemente marcado por las discrepancias entre el Consejo y la Eurocámara, puesto que los eurodiputados consideraban “inaceptables” los recortes a programas emblemáticos de la UE. Asimismo, la introducción de una condicionalidad vinculada al respeto de los principios democráticos, dirigida a proteger el presupuesto comunitario frente a deficiencias generalizadas en el Estado de Derecho en los Estados miembros, supuso un segundo elemento de discordia.

Por último, el pacto sobre el Plan Europeo de Recuperación, el próximo Marco Financiero Plurianual y las nuevas fuentes de financiación llegó el 10 de noviembre, cuando Consejo y Parlamento Europeo alcanzaron acuerdo político, reforzando la asignación en 15.000 millones de euros a varios programas emblemáticos de la UE y estableciendo una hoja de ruta para la introducción paulatina de una nueva cesta de recursos propios, diseñada para amortizar la deuda mancomunada contraída para financiar el Plan Europeo de Recuperación. Además, los líderes de Hungría y Polonia, que amenazaban con vetar el Plan Europeo de Recuperación por su rechazo a su vinculación al respeto del Estado de Derecho, finalmente aceptaron el compromiso durante la cumbre del Consejo Europeo del 10 y 11 de diciembre.

Esta solución fue ratificada por el Parlamento Europeo en la Sesión Plenaria que se celebró del 14 al 17 de diciembre, en la que se aprobaron: el Reglamento sobre el Marco Financiero Plurianual 2021-2027; el Reglamento sobre el Plan Europeo de Recuperación; el Reglamento sobre un régimen general de condicionalidad para la protección del presupuesto de la Unión y el Acuerdo Interinstitucional sobre disciplina presupuestaria (que, a su vez, incorpora la estrategia sobre nuevos recursos propios).

Además, el pasado 18 de diciembre, el Consejo y el Parlamento Europeo alcanzaron un Acuerdo provisional sobre el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, el instrumento clave del Plan europeo de Recuperación, que se dotará con 672.500 millones de euros y que estará conectado estrechamente con las recomendaciones del Semestre Europeo. Como próximos pasos, tanto el Parlamento Europeo como el Consejo tendrán que proceder a su aprobación formal.

Aunque el acuerdo en términos presupuestarios esté concluido, la implementación del Plan europeo de Recuperación requiere que la Decisión de Recursos Propios sea previamente ratificada en cada Estado miembro en virtud del procedimiento nacional correspondiente. Esta circunstancia podría acarrear un retraso adicional (de aproximadamente dos meses) a la llegada de los fondos de recuperación europeos.

El Plan Europeo de Recuperación se vertebra en torno a tres grandes ámbitos, dentro de los cuales se enmarcan los diferentes instrumentos y fondos que incluye:

  • Ayudar a los Estados miembros a recuperarse.
  • Relanzar la economía y apoyar la inversión privada.
  • Aprender de la experiencia de la crisis.

El primero de ellos concentra el grosor del total de los 750.000 millones de euros del Plan (737.500 millones) y está orientado a impulsar las inversiones y reformas de acuerdo a los tres vectores de transformación:

  • La transición ecológica (Pacte Verd).
  • La transición digital.
  • La reindustrialización.

En primer lugar, cada uno de los instrumentos y fondos que componen el Plan Europeo de Recuperación cuenta con características específicas, en función de los objetivos fijados en los textos jurídicos de base (que están pendientes de adopción final).

En segundo lugar, es importante tener en cuenta dos variables para un mejor aprovechamiento de los mismos por parte de las empresas:

Forma de acceso, por lo que las ayudas pueden ser:

  • Directas. Los interesados ​​solicitan la ayuda directamente a los organismos europeos competentes.
    Indirectas. Las ayudas se canalizan y gestionan a través de los Estados miembros, tanto por la Administración General del Estado (y, dentro de ésta, por el Ministerio o entidad que establezca el Gobierno) como por las comunidades autónomas (que también establecerán qué entidad o unidad será responsable de la gestión). En las de este tipo resulta esencial la colaboración público-privada, de cara a garantizar el alineamiento entre la inversión y las necesidades reales y el futuro de la economía.

Tipología y necesidad de reembolso:

  • Subvenciones: no requieren reembolso. Suponen el 52% del total que recibirá España. Responderán a esta categoría los fondos del Plan Europeo de Recuperación, salvo la parte de préstamos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.
    Préstamos: requieren reembolso. Suponen el 48% del total que recibirá España, que se concentra en el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

El Mecanismo de Recuperación y Resiliencia tiene un presupuesto de 672.500 millones de euros, concentrando el 90% del importe total del Plan Europeo de Recuperación. En consecuencia, cuenta con una sustancial relevancia dentro de la respuesta de la Unión Europea a la pandemia.

El desembolso de los fondos está sujeto a la necesaria presentación de un Plan Nacional de Reformas e Inversiones 2021-2023 por parte de todos los Estados miembros.

En este sentido, las metas previstas son las siguientes:

  • Fase 1. Elaboración. Articulación del Plan Nacional de Reformas e Inversiones 2021-2023 por parte del Gobierno, para su presentación a la Comisión Europea. Se puede enviar el borrador del Plan a partir del 15 de octubre de 2020, debiendo entregarse el definitivo antes del 30 de abril de 2021.
  • Fase 2. Evaluación. La Comisión Europea dispone de 2 meses para evaluar el Plan y proponer su aprobación al Consejo, que decidirá por mayoría cualificada (al menos 15 Estados miembros que representen al 65% de la población de la Unión).
  • Fase 3. Despliegue y seguimiento, con los siguientes puntos relevantes:
    • Compromiso de gasto:
      • 70% del importe en 2021 y 2022.
      • 30% en 2023 y 2024.
  • Ejecución: hasta finales de 2026
  • Cumplimiento de metas y objetivos:
    La evaluación positiva de las solicitudes dependerá del cumplimiento satisfactorio de las metas y objetivos propuestos.

Se habilita un “Freno de seguridad”, que entrará en juego cuando uno o más Estados miembros consideren que existen desviaciones graves en la implementación del Plan nacional de algún otro Estado miembro.

IMPACTO DE LOS FONDOS EN ESPAÑA

España recibirá aproximadamente 140.000 millones de euros, de acuerdo a los cálculos del Gobierno, del total de 750.000 millones del Plan. De esa cantidad, 125.460 millones de euros (el 90%) corresponden al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, con esta división:

67.300 millones de euros en préstamos (53,6%).
58.160 millones de euros en subvenciones (46,4%).

Es decir, el Plan Nacional de Reformas e Inversiones 2021-2023 que el Gobierno de España ha elaborado y presentado en la Comisión Europea recoge el destino previsto para los 125.460 millones de euros previstos en el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia para España.

A partir del calendario establecido por la Unión Europea, los principales hitos nacionales a tener en cuenta son los siguientes:

  • Elaboración del Plan Nacional de Reformas e Inversiones 2021-2023 por parte del Gobierno, en el marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, para su presentación en la Comisión Europea. El Plan Nacional Español fue aprobado el 16 de junio de 2021.
  • Ejecución de los fondos, después de la evaluación y validación del Plan por parte de la Comisión y el Consejo. En este punto, será fundamental la articulación de proyectos elegibles y su presentación a las entidades europeas, nacionales o autonómicas que corresponda, una vez se aprueben los textos legislativos de desarrollo de cada fondo.

Los PERTE (Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica) son proyectos de carácter estratégico, con un importante potencial de arrastre para el resto de la economía española, que exigen la colaboración entre administraciones, empresas y centros de investigación para conseguir que escalen sus operaciones en nuestro país.

Son convocatorias realizadas por los distintos ministerios que constituyen un ejercicio participativo de identificación de proyectos con potencial. Su finalidad es ayudar a los organismos ejecutores a pedir información para el mejor diseño de los instrumentos, líneas de soporte u otros mecanismos que se habiliten en el marco del Plan de Recuperación.

Una parte sustancial de la financiación asociada al Plan Europeo de Recuperación es de gestión indirecta, de forma que la responsabilidad de su gestión recae en las Administraciones nacionales (Gobierno de España y Comunidades Autónomas).

En este punto, es necesario diferenciar dos planos:

  • La distribución de fondos, del total que recibirá España. En este sentido, el Presidente del Gobierno anunció el pasado viernes 31 de julio en la XXI Conferencia de Presidentes la creación de una Comisión interministerial que, presidida por él mismo, será la encargada de supervisar la ejecución del Plan Europeo de Recuperación en España. Además, está previsto la constitución de una Unidad de Seguimiento en el Gabinete de Presidencia y un grupo de alto nivel que coordinará la colaboración público-privada.
  • La gestión de los fondos, una vez se hayan distribuido dentro de la estructura administrativa de nuestro país. En este punto, por decisión del Gobierno de España y de los Gobiernos Autonómicos, se establecerán las unidades o entidades encargadas de gestionar los fondos asignados a cada uno de ellos.

Así, podrá hacerse directamente a través de la Administración General (Direcciones Generales, etc.) o a través de entidades del Sector Público Institucional (por ejemplo, en el caso de la AGE, el CDTI, red.es, etc.).

EL PAPEL DE FOMENT

Desde la puesta en marcha del Plan de Recuperación Europeo, por parte de la Comisión Europea, en julio de 2020, con el objetivo de dar respuesta a la crisis provocada por la COVID-19, se creó la Oficina ad hoc de Apoyo a Proyectos Europeos para enviar información actualizada a nuestros miembros así como ayudar en la elaboración de proyectos elegibles de recibir fondos europeos.

Esta Oficina, desde su creación, ha trabajado de forma estrecha con instituciones tanto europeas como del gobierno central, autonómico y locales, en coordinación con la oficina técnica de CEOE y su delegación en Bruselas, con el Departamento de Acción Exterior de la Generalitat, la oficina de Acción en Bruselas, la Representación Permanente de España frente a la Unión Europea (REPER), la Comisión Europea y el Parlamento Europeo, y sus respectivas delegaciones en Barcelona.

  • Organización de conferencias (telemáticas y presenciales) sobre el Plan de Recuperación.
  • Canalización de las consultas de nuestros asociados sobre distintos proyectos de financiación.
  • Facilitación de la coordinación con la oficina técnica de CEOE de soporte a proyectos europeos.
  • Apoyo en el uso de la plataforma “CEOE por Europa” (que incluye información de los fondos y cómo acceder a ellos).
  • Reflexión sobre posibles prioridades de inversión/proyectos rentables, innovadores y alineados con las prioridades europeas y con las prioridades incluidas en los planes sectoriales nacionales.
  • Encauzamiento de las propuestas para explorar posibles sinergias con otros proyectos y la posibilidad de presentarlas a las autoridades autonómicas y/o locales.
  • Actualización semanal de las convocatorias de subvenciones y licitaciones vinculadas al Plan de Recuperación y otros fondos europeos relevantes.
  • Análisis de los proyectos e identificación de los interlocutores adecuados a las instituciones públicas.

DESTACAMOS

NEXT GENERATION EU

El plan de recuperación europeo se organiza en torno a tres grandes objetivos, cada uno de ellos con un presupuesto específico. Las inversiones que aspiren a conseguir financiación de este instrumento tendrán que cumplir una serie de condiciones.

Consúltalas

EL “PLAN NACIONAL DE RECUPERACIÓN, TRANSFORMACIÓN Y RESILIENCIA”

El Plan España Puede presentarse por el Gobierno de España movilizará en los próximos 3 años cerca de 69.500 millones de euros.

Conoce más

CALENDARIO Y EJECUCIÓN

Consulta el calendario estimativo de la ejecución del plan de recuperación europeo

Acceder

PREGUNTAS FRECUENTES

Recopilatorio de las preguntas de mayor interés, así como sus respuestas, de cara a facilitar el entendimiento de los fondos europeos.

Ver más

¿Tienes un proyecto que puede optar a los fondos europeos de recuperación?

CONTÁCTANOS Y TE ORIENTAREMOS

X
X